Los Recuerdos Estivales De La Infancia

Ha llegado el verano y con ello las vacaciones, Este año no tengo vacaciones en verano, me cogeré un días en Agosto y me iré a casa de mis padres en Mogón (Jaén)  y disfrutaré de unos días en la montaña porque  el mar  ya lo tengo cerca de casa y me apetece  cambiar. Leyendo la revista AR me ha encantado el articulo que su editora Ana Rosa Quintana hace recordando sus veranos de la infancia con su familia. He tenido por un momento un sentimiento de añoranza, nostalgia y melancolía recordando  esos veranos, cuando llegaba las vacaciones del cole y me iba a Benidorm a visitar a mis abuelos que vivían  Ese momento era un sueño para mí, mientras Roquetas de Mar  era un pueblo pesquero y acaba de despegar hacia la industria del turismo. Yo anhelaba ese momento en el que todos los días íbamos  a la playa, la hora de la siesta como no dormía siesta me leía la colección de "las aventuras de los cinco" y las aventuras de una niña danesa que se llamaba "Puck". Lo mejor era la tarde cuando mi abuelo Juan junto mis hermanos y con mis primos Mani, Ramón y el pequeño Benji nos íbamos al parque y después a unos mini motos que eran como los coches locos que nos chocábamos unos contra otros, lo pasamos en grande, recuerdo nuestras caritas llenas de felicidad, pero el que más feliz estaba era mi abuelo Juan que era feliz siendo participe de la alegría y la dicha de sus nietos. Llegaba los fines de Semanas y siempre hacíamos grandes reuniones familiares, el que más me gustaba era cuando hacíamos una paella en la Cala de Finestra en un campo lleno de pinos mediterráneos y huertos de limones y naranjas, mi abuela Magdalena preparaba la comida y nosotros todos nos íbamos un poco más abajo donde estaba la playa y después divisábamos a mi abuela con un pañuelo  avisando que todo estaba listo para comer, era inolvidable esa convivencia familiar con mi tio Ramón y Benjamín siempre gastándonos bromas y eramos tan felices con  poco. Muchos domingos nos llevaban al parque de atracciones "Europa Park"y nos encantaba montarnos en las atracciones a veces teníamos pesadillas y nos daba miedo la casa de terror. Íbamos a el cine de verano cuando había películas infantiles,western o comedia romántica apta para niños.Hoy en día hay mucha gente que por la crisis no pueden salir de vacaciones por su situación económica y no le pueden dar a sus hijos unas vacaciones en un hotel todo incluido o alquiler una apartamento en la playa, pero yo soy de una generación que por no haber no teníamos  ni aire acondicionado ni lujos, ni nada especial, pero era muy feliz entonces y ahora recordándolo, pues sentirte querido por tu familia, disfrutando con cualquier cosa todo era cosa de imaginación y alegría, Este puede ser un verano estupendo si no lo proponemos,  todo esta en las ganas que pongamos. ¡Disfrutemos de este momento para que sea inolvidable!.
Fuentes:Esta imagen pertenece a imagenes google.

My Estival Memories in the Childhood


Summer has arrived and with it the holidays, this year I have no summer holidays, I'll take some days in August and I'll go home to my parents in Mogón (Jaén) and I will enjoy in the mountains because  I have the sea  close to home and I prefer changing. Reading "AR magazine"who editor Ana Rosa Quintana wrote a beautiful entry which makes remembering her childhood summers with her family.I have had for a moment a feeling of longing, nostalgia and melancholy also remembering those summer  when  school holidays came I was going to Benidorm and  I went to visit my grandparents who lived . That moment it was a dream for me as Roquetas de Mar was a fishing village and it had just  taken off to the tourism industry.I longed for that moment where when I arrived, and every day we went to the beach,  in siesta time as  I never liked sleep I read the collection of "the adventures of five" and the adventures of a Danish girl called "Puck ".The best was the evening when my grandfather John with my siblings and my cousins ​​Mani, Ramon and little Benji we went to the park and then some mini bikes like  crazy car as we crash each other, we had a great time, I remember our faces full of happiness, my grandfather John was the happiest because he enjoyed  being part of the joy and happiness of their grandchildren. The weekends came  and  we always didlarge family gatherings, what I liked  it was when we made a paella in the Cala de Finestra in a field full of Mediterranean pines and  lemons and oranges orchards, my grandmother Magdalena preparing lunch and we  were going to the beach and then we could see my grandmother with a tissue warning that the paella was ready to eat, it was memorable that family life with my uncle Ramon and Benjamin were always joking and we were so happy with little things.Many Sundays we went to Amusement Park "Europa Park" and we loved to ride on the attractions we sometimes had nightmares and were scared the house of terror. We were going to the  summer cinema when there were children's movies,  also western or romantic comedy movies suitable for children. Today there are many people that the crisis  they cannot go on vacation for their economic situation and they cannot give their children a holiday in an all inclusive hotel or   rent an apartment on the beach, but I'm from a generation that  I have not  got air conditioning or frills, nothing special, but I was very happy then and remembering now because you feel loved by your family, enjoying whatever it was thing of imagination and joy, this can be a great summer if not I suggest, it could be  great or a nightmare all this in the urge to say. Let's enjoy this moment to make it memorable!.
   
sources: This imagen belongs to google images

3 comentarios:

  • raquel lopez poveda | 29 de junio de 2013, 22:51

    magda hoy e tomado te en un mar de lagrimas recordando esos maravillosos años que disfrutamos con esa gran familia que formamos y nuestros abuelos nos enseñaron la importancia de la familia. siempre estara en mi recuerdo cuando escuchamos musica en nuestro cuarto juntas. muchas gracias por haberme hecho tan feliz a tu lado y sigas haciendome

  • Anónimo | 3 de julio de 2013, 17:13

    Que recuerdos tan bonitos, me entra nostalgia de los días eternos en la playa hasta que anochece y aunque lloviera no nos sacaban del agua. Las meriendas en la playa,.., las noches en la plazoleta, las pandillas,...que bien nos lo pasábamos.

  • Paquita Poveda | 16 de julio de 2013, 15:10

    Hola Magda que recuerdos tan bonitos aquellos en que con pocas cosas os conformabais y disfrutábamos mucho en familia. Eran unas vacaciones que se han quedado marcadas en nuestra cabeza, sin tener que ir a grandes hoteles ni grandes lujos, solo con ir a pasear y a la playa éramos muy felices y con nuestros seres queridos. Un beso

Publicar un comentario